La Revolución Haitiana

La Revolución Haitiana

Los efectos de la Revolución Francesa

La distribución poblacional y de la economía del Santo Domingo francés creaba una desigualdad general. Los blancos dominaban el 70% de la riqueza y tenían sometidos al 75% de los esclavos, entre ellos se daba una diferenciación, mientras un sector más atado política y económicamente a la metrópoli vivía en la opulencia, otro sector vivía en la pobreza y deseoso de que su situación cambiara.

Los mulatos deseaban tener los mismos derechos políticos que los blancos, pero eran rechazados por considerárseles negros. Muchos mulatos eran ricos y otros se habían educado en Francia, donde formaron la Sociedad Amigos de los Negros, para defender sus demandas; los mulatos no tomaban en cuenta a los esclavos, como tampoco a los blancos. Los esclavos formaban el grupo mayoritario y sometidos a las peores condiciones de vida.

En medio de esta desigualdad tuvo su influencia un hecho externo que fue la independencia de las treces colonias inglesas que en 1776 formaron los Estados Unidos y la que estimuló las aspiraciones liberales de algunos sectores de los grupos dominantes, pero las tensiones sociales hicieron crisis cuando comenzaron a producirse los hechos de la Revolución Francesa, que se considerara como el acontecimiento político europeo más importante del siglo XVIII.

La revolución francesa estalló a partir del 1789, planteando una serie de principios que constituyeron la Declaración Universal de los Derechos Humanos, entre sus postulados se destacan:

  • Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos.
  • Toda asociación política es la conservación de los derechos naturales e imprescriptibles del hombre.
  • La libertad consiste en poder hacer todo lo que no dañe a otros.
  • La ley es la expresión de la voluntad general.

La proclamación de los derechos del hombre repercutió en Saint Domingue, que era la principal colonia de Francia y donde se daban condiciones sociales que hacían propicia la búsqueda y reclamo de derechos, como también el enfrentamiento violento entre dominados y dominadores. La lucha por la aplicación de esos derechos, en cierta medida, enfrentó a los diferentes sectores sociales que formaban la colonia francesa. Los mulatos y los esclavos estaban a favor y los blancos también.

Los mulatos querían tener los mismos derechos que los blancos, los esclavos buscaban su libertad y los blancos aspiraban a tener los mismos derechos que la burguesía de la metrópolis.

Origen y desarrollo de la revolución

La primera etapa de la Revolución Haitiana se enmarca entre 1789 y 1791 y surge a raíz de la reunión de la Asamblea Constituyente convocada en París por Luis XVI, a partir de ésta los colonos blancos de Santo Domingo buscaron estar representados en París.

Los mulatos amparados en los derechos del hombre reclamaron la igualdad política y social que no. poseían.

Dirigido por Vicente Ogé los mulatos se levantaron en armas, pero fueron derrotados por las fuerzas reales. Ogé se asiló en Santo Domingo, pero el gobernador Joaquín García lo entregó a las autoridades de Saint Domingue por acuerdos fronterizos, éste fue ejecutado con lo que se agudizó el problema de igualdad entre blancos y mulatos, como consecuencia de este primer encuentro en el 1791 la Asamblea de París declaró la igualdad entre los blancos y la gente de color nacida de padres libres.

La segunda etapa de la revolución discurrió entre 1791 y 1802. Los conflictos entre blancos y mulatos se mantuvieron. En ese período entraron en el enfrentamiento las masas de negros esclavos que hasta 1791 habían permanecido casi pasivos frente a su condición de esclavos y los acontecimientos que estaban ocurriendo.

Un capataz de plantaciones llamado Bouckman fue quien dirigió el primer levantamiento, el cual organizó una conspiración cuyos detalles eran transmitidos a través de los sonidos de tambores y mediante la combinación del creole con los ritos del vudú.

Bouckman dirigió a miles de esclavos que en la zona de Cabo Francés (actual Cabo Haitiano) azotaron y destrozaron plantaciones, ingenios, residencias y familias blancas; debido a que las propiedades de los mulatos eran afectadas, éstos buscaron unirse a los blancos y fueron rechazados, dando origen a que los mulatos se organizaran para enfrentar a los blancos.

El enfrentamiento entre mulatos, blancos y negros agudizó la pugna social y racial de Saint Domingue caracterizada por la confusión y la violencia.

Otro levantamiento que se sumó al de Bouckman fue el que organizó y dirigió Jean Francois y su teniente Bia-ssou, los cuales se convirtieron en líderes revolucionarios hasta que aparecieron Toussaint Louverture y sus seguidores: Henri Christ0phe, Jean Jacques Dessalines y otros. En esta etapa los mulatos se unían y desunían de los esclavos negros de acuerdo a las circunstancias.

Los esclavos recibieron ayuda de las autoridades de Santo Domingo debido a que éstos querían recuperar a Saint Domingue. Además, España había entrado en pugna contra Francia, en 1793 guillotinado Luis XVI y otros miembros de la familia Borbonia.

Para 1793, en la revolución de Saint Domingue estaban enfrentados esclavos rebeldes, blancos, mulatos, franceses, españoles e ingleses y algunos individuos de otras naciones identificados con alguno de los grupos.

La confusión y los contrastes fueron definiendo los campos, en especial cuando la revolución adquirió un carácter de guerra internacional al estar Inglaterra y España en contra de Francia. Fue esta razón, unida al fortalecimiento de los colonos blancos, lo que obligó al comisionado Santhomax a ofrecerles la liberación a los esclavos negros a cambio de que lucharan a favor de Francia.

Esa decisión fue ratificada en París, en el 1794 y de repente los negros, comandados por Toussaint Louverture y aliados a las fuerzas francesas lucharon contra los blancos de Saint Domingue, los ingleses y los españoles de Santo Domingo. Los esclavos negros fueron convertidos en hombres y mujeres libres teniendo como líder a Toussaint.

Para 1795 la monarquía española de Carlos IV firmó con Francia la Paz de Basilea la cual tuvo un resultado trágico para Santo Domingo, pues mediante ésta se crearon las condiciones legales para que la parte oriental de la isla correspondiera a Francia. En 1797 Toussaint fue nombrado general en jefe de los ejércitos franceses de la isla.

Independencia de Haití

Para 1801 ya la Revolución Francesa llegaba a su fin con el predominio político de Napoleón Bonaparte, quien estableció un régimen centraliza do al servicio de los intereses de la burguesía.

Francia e Inglaterra presentaban rivalidad por el predominio económico y Napoleón necesitaba restablecer el antiguo régimen en Saint Domingue, para obtener los buenos beneficios que esta colonia ofrecía para el año de 1789. Para restablecer el antiguo régimen había que restaurar la esclavitud y deponer a Toussaint que se consideraba el primero de los negros de la colonia y quien había conducido la primera lucha anti esclavista triunfante de la historia.

Napoleón envió tropas francesas a la isla, iniciándose de esta manera la tercera etapa de la Revolución Haitiana que abarca los años de 1802 - 1803. Este nuevo período de lucha en Saint Domingue tiene como punto de partida la llegada de una escuadra de 21,900 soldados al mando de Víctor Manuel Leclerc, cuñado de Napoleón.

Toda la resistencia se concentró, básicamente, en la zona de Saint Domingue, debido a que la parte española había sido dominada con facilidad. A pesar del encarnizado enfrentamiento que sostuvieron los antiguos esclavos, las mejores tropas de Toussaint fueron derrotadas, lo que le obligó a pactar con Leclerc. Creyó que los franceses mantendrían la libertad de los negros, pero Toussaint fue sorprendido en su buena fe. Fue arrestado y trasladado a Francia, donde murió prisionero en 1803. El arresto, la deportación y la muerte de Toussaint no significó el fin de la rebeldía de los negros; todo lo contrario, la revolución tomó un nuevo y vigoroso impulso que originó la cuarta etapa y último momento que va del 1803 hasta el 1804 cuando finaliza conla independencia de Haití y Toda la resistencia se concentró, básicamente, en la zona de Saint Domingue, debido a que la parte española había sido dominada con facilidad. A pesar del encarnizado enfrentamiento que sostuvieron los antiguos esclavos, las mejores tropas de Toussaint fueron derrotadas, lo que le obligó a pactar con Leclerc. Creyó que los franceses mantendrían la libertad de los negros, pero Toussaint fue sorprendido en su buena fe. Fue arrestado y trasladado a Francia, donde murió prisionero en 1803. El arresto, la deportación y la muerte de Toussaint no significó el fin de la rebeldía de los negros; todo lo contrario, la revolución tomó un nuevo y vigoroso impulso que originó la cuarta etapa y último momento que va del 1803 hasta el 1804 cuando finaliza conla independencia de Haití y la derrota francesa, el 1 de enero de este último año.

Los negros se lanzaron a la lucha bajo la consigna de libertad o muerte. Fueron dirigidos por Jean Jacques Dessalines y secundado por el general Henri Christophe.

El ejército francés que comandaba Leclerc había concentrado 58,545 hombres. La guerra presentó un carácter de exterminio, ya que los soldados franceses miraban a los negros como salvajes. Los franceses no lograron el objetivo de pacificar su colonia y someter a los negros.

La división de las trepas francesas, la ignorancia del carácter de la población negra, la fiebre amarilla que diezmó al ejército y la guerra renovada con Inglaterra, fueron las causas fundamentales para la derrota de Francia y con ello la independencia haitiana. Henri Cristophe, Alexandre Petion y otros proclamaron la independencia del territorio de Saint Domingue, el cual llamaron República de Haití. Fue el primer país negro del mundo en independizarse y el segundo de América.

La nueva república surgió con un fuerte resentimiento contra Francia y los habitantes blancos. Dessalines pasó por cuchillo a todo blanco encontrado y confiscó las propiedades que seguían perteneciendo a las familias francesas.

Los franceses en Santo Domingo

Frente a los últimos hechos de la Revolución Haitiana, la zona de Santo domingo quedó parcialmente marginada de las batallas, debido a que cayó bajo el control de Francia por iniciativa y la actitud de las tropas de Leclerc.

Con su derrota, las tropas francesas precisaron abandonar la porción occidental de la isla, lo que no ocurrió con los destacamentos ubicados en Santo Domingo, que estaban bajo el control de los generales Kerversau y Nicolás Ferrand. El resultado de la lucha haitiana para la zona española de la isla fue la permanencia francesa, la cual da origen al período histórico conocido como la era de Francia en Santo Domingo.

La permanencia de los franceses en Santo Domingo se explica en función a las siguientes causas:

  • Cuando los líderes de la revolución haitiana triunfaron se concentraron en la organización del naciente Estado, no en sacar a los franceses de la parte oriental de la isla.
  • Por otra parte, la violencia que se manifestó en la última etapa de la revolución dejó arruinada la economía y el ejército de los esclavos, teniendo Dessalines que concentrarse en la reorganización militar y económica de su territorio.
  • Ferrand se negó a capitular frente a los ingleses.

Toussaint en Santo Domingo

En enero de 1801, con el pretexto de que iba a tomar posesión del Santo Domingo Español, en nombre de Francia, para darle ejecución a lo acordado en el Tratado de Basilea, Toussaint invadió la parte oriental de la isla, al frente de miles de sus seguidores, quienes vencieron fácilmente la resistencia militar que encontraron en Mao y Nagá (hoy Juan Barón).

Durante su estadía de dos meses en el Santo Domingo Español, Toussaint adoptó las siguientes medidas:

  • Abolición de la esclavitud
  • Nombramiento de negros y mulatos en cargos públicos.
  • Rebaja de los impuestos a los derechos de importación, de un 20% a un 6% sobre el valor de las mercancías.
  • Apertura de los puertos de Azúa, Montecristi, Puerto Plata y Samaná a los barcos mercantes provenientes de otros países o con destino al extranjero.
  • Fomento del cultivo del café, caña de azúcar, cacao y el algodón como frutos de exportación.
  • Prohibición del cultivo de frutos menores, tales como yuca, batata y plátanos.
  • No división de las grandes propiedades para impedir el cultivo de los frutos menores.

Toussaint hizo promulgar una constitución, el 8 de julio de 1801, en la que se declaró toda la isla, con sus cayos e islas adyacentes, única e indivisible y colonia de Francia; además se estableció en dicha carta magna que él era su gobernador vitalicio, con derecho a nombrar su sucesor; igualmente se proclamó la abolición de la esclavitud.

Las tropas de Toussaint fueron derrotadas por Ferrand y sus hombres. Con la derrota de Toussaint la esclavitud fue restablecida en la parte occidental de la isla. Las tropas napoleónicas en su intento de retomar el control de su colonia fueron derrotadas nuevamente en el 1803.

El dominio francés en Santo Domingo se caracterizó por:

  • Confiscar las propiedades de los habitantes que se habían ausentado sin pasaporte a quienes les concedió plazo para regresar.
  • Canceló las deudas tributarias para que los colonos ausentes se sintieran atraídos a regresar.
  • Permitió el corte de madera en el sur.
  • Fomentó el desarrollo agrícola a través del régimen de plantación.
  • Concentró, en la zona de Samaná, algunos colonos franceses, para que se dedicaran al cultivo del café.
  • Las condiciones económicas mejoraron a consecuencia de la prosperidad agrícola.
  • Autorizó la cacería y venta de esclavos negros en la isla.

Para 1808 dos hechos alteraron la estabilidad que había logrado Ferrand:

  • Ferrand, por su propia iniciativa, prohibió a los propietarios de ganado negociar con compradores haitianos.
  • Napoleón aprovechó la crisis política que sacudía a la monarquía e invadió a España y provocó movimientos civiles de rebeldía; éstos hechos dieron origen al movimiento de la reconquista.

Entrada Creada Por El Autor:
- - ►☺ Derick Reyes ☺◄ - -

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente