Ocupación haitiana

Ocupación haitiana

Boyer llega a Santo Domingo

La debilidad institucional del gobierno de Núñez de Cáceres y la imposibilidad de lograr el apoyo de Bolívar posibilitaron que Jean Pierre Boyer ocupara la parte oriental de la isla de Santo Domingo.

Una de las primeras medidas tomadas por Boyer fue abolir la esclavitud, con lo que conquistó el apoyo de los esclavos. Igualmente, se apropió de los bienes de la Iglesia Católica y de los bienes de los españoles que habían emigrado.

En Samaná, Sabana de la Mar y El Seibo hubo conatos de reacción a favor de E5paña. En Sabana de la Mar se llegó a enarbolar, por don Diego Delira, el pabellón de dicha nación. Estos planes eran favorecidos por las autoridades de Puerto Rico, de acuerdo con los jefes de unos barcos franceses fondeados en la gran bahía, pero habiendo pretendido los franceses que se izara el pabellón de su nación. fracasó el propósito por la negativa de los españoles.

Pacificados los lugares referidos, se ocupó Boyer de organizar la parte ocupada, conforme al sistema imperante en Haití Estableció cuerpos regulares e hizo inscribir en la guardia nacional a todos los hombres hábiles para tomarlas armas.

Otras medidas tomadas por Boyer:

  • Leyes contra la vagancia y la obligatoriedad de trabajar la tierra.
  • Entrega de tierra a los antiguos esclavos.
  • Transformación de la estructura jurídica y política del país.
  • Intentó variar el sistema de los terrenos comuneros y adecuarlos a la jurisprudencia francesa.
  • Se puso en vigencia el Código Civil francés.
  • Estimuló el desarrollo de las pequeñas plantaciones.
  • Introdujo al país negros estadounidenses.

Acciones en contra de Boyer

Muy pronto se hizo presente el disgusto de los dominicanos. El arzobispo Valera se negó a recibir sueldos del tesoro de la república y considerarse ciudadano haitiano, declarándole al presidente Boyer que era súbdito del Rey de España.

Por Puerto Plata y Bayaguana se amotinaron algunos dominicanos a quienes hacían trabajar en el mejoramiento de los caminos. En el poblado de los Alcarrizos se tramó una conspiración en la que tomó parte el cura de la parroquia, como consecuencia de estos sucesos fueron fusilados, el 9 de marzo de 1824, Lázaro Núñez, José María de Altagracia, Facundo Medina y otros condenados a prisión temporal.

El Código Rural

El Código Rural, después de varios meses de discusión, fue aprobado por el Senado, en mayo de 1826. Estuvo motivado en el reconocimiento por parte del gobierno haitiano de una ordenanza del rey francés Carlos X, mediante la cual se reconocía la independencia haitiana a cambio del pago de 150 millones de francos en cinco años.

Boyer dispuso cuotas mensuales a los dominicanos para que conjuntamente con los haitianos pagaran la deuda contraída con Francia. Esa disposición generó una reacción negativa entre los sectores sociales que defendían los intereses de la clase dominante en el Santo Domingo Español.

El código perseguía restablecer el sistema de plantaciones, el cual implicaba la eliminación de la propiedad y el sometimiento al trabajo forzado de los campesinos. Por tanto, la iniciativa jurídica fracasó, pues no fue posible romper con toda una tradición de las pequeñas propiedades.

De ahí que los sectores sociales de orientación hispánica, encabezados por las autoridades de la Iglesia Católica, comenzaran a manifestarse en contra de la integración de la parte oriental a la occidental. Es que la presencia de Boyer desarticuló la estructura de los intereses económicos de ese grupo social.

El Movimiento de la Reforma

El absolutismo de Boyer se había hecho intolerable en la parte haitiana y la Opinión pública le había dado la espalda hacía ya algunos años. De este estado de cosas se aprovecharon los separatistas dominicanos para laborar más fácilmente en pro de su causa. Duarte envió a Juan Nepomuceno Ravelo, primero, y luego a Ramón Mella, a entenderse con los revolucionarios de la parte occidental, lo que logró el último satisfactoriamente, obteniendo de ellos que le pusieran en relaciones con el elemento haitiano de la parte del Este que simpatizaba con sus ideales; dando esto por resultado que los reformistas haitianos y los separatistas dominicanos trabajaran de común acuerdo para el derrocamiento de Boyer.

Los reformistas proclamaban ideas avanzadas en comparación con el despotismo reinante. El Movimiento de La Reforma estalló en Praslín el 26 de enero de 1843, encabezado por Charles Herard Ainé.

Impotente Boyer para mantenerse en el mando que había tenido durante veinticinco años, terminó destituido por los reformistas.

Protestas en Santo Domingo

Boyer en su unificación nunca tomó en cuenta las diferencias que existían entre dominicanos y haitianos, las cuales constituyeron un gran inconveniente, no sólo para la unificación que en lo político fue tarea más fácil, sino para la integración sociocultural que originaron problemas que comenzaron a plantearse desde el inicio del dominio.

Esas diferencias se manifestaron a través de tropiezos para efectuar los registros de propiedades, que conformó oposición e inconformidades frente a las confiscaciones, fracaso de la política de afrancesamiento lingüístico. Oposición por parte de los grandes hateros de adquirir título de sus propiedades, y la propaganda subversiva contra el régimen de Boyer que comenzó a tomar forma desde la década de 1830 y que se expresó con diferentes hechos, como fueron:

  • La agitación clandestina de José María Serra, quien escribió varios libelos bajo el seudónimo de "el dominicano español".
  • La agitación clandestina de José María Serra, quien escribió varios libelos bajo el seudónimo de "el dominicano español".
  • La presencia de Juan Pablo Duarte, quien había regresado de Europa donde asimiló no sólo las ideas liberales que producían enfrentamientos en numerosos países como Francia, España, Grecia, Italia, Inglaterra y otros. Además, los métodos revolucionarios y clandestinos que se empleaban, especialmente el de las sociedades secretas.
  • Formación de la Sociedad Secreta La Trinitaria, el 16 de julio de 1838, que con el lema de Dios, Patria, Libertad, aglutinó a un buen número de jóvenes bajo el liderazgo de Juan Pablo Duarte. Los integrantes de la Trinitaria eran jóvenes pertenecientes a la pequeña burguesía urbana. Su aspiración era tener un país libre e independiente de toda potencia extranjera. Sus integrantes fueron Juan Pablo Duarte, Juan Isidro Pérez, Pedro Alejandro Pina, José María Serra, Félix María Ruiz, Jacinto de la Concha, entre otros.
  • Los trinitarios formaron además, la sociedad cultural La Filantrópica. Hacían presentaciones de obras de teatro con el propósito de crear un espíritu crítico en contra de la ocupación haitiana y a favor de la independencia.
  • Matías Ramón Mella desarrolló toda una labor de promoción de los ideales independentistas en diferentes localidades de nuestro país.

A parte de los Trinitarios existían otros grupos que luchaban contra los haitianos:

  • Pro-franceses: su propósito era liberarnos del dominio haitiano con el apoyo de Francia. En cambio ese país recibiría beneficios políticos, económicos y territoriales. Sus principales dirigentes eran: Manuel Joaquín del Monte y Buenaventura Báez.
  • Pro-español: buscaban que retornáramos a nuestra condición de colonia. Encabezaban ese grupo: el sacerdote Gaspar Hernández y el General Andrés López Villanueva.
  • Pro-ingleses: existían personas que favorecían nuestra anexión a Inglaterra, pero. ese país no mostró interés al respecto.

Entrada Creada Por El Autor:
- - ►☺ Derick Reyes ☺◄ - -

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente